La Leyenda de la Dama Azul


Dama Zul

La contienda anglo-española de 1739 a 1748 fue la causa fundamental de la edificación de Nuestra señora de los Ángeles de Jagua, fortaleza que protegió a la bahía de Cienfuegos de los ataques de corsarios y piratas; instalación que es hoy Monumento Nacional y la tercera en importancia del país.

Transmitida por tradición oral de generación en generación, surgió una leyenda, llena de encantadores espejismos, pero siempre grata y entretenida y está relacionada con el primer comandante de la fortaleza don Juan Castillo Cabeza de Vaca y su esposa Leonor de Cárdenas, que fue enterrada en la capilla del lugar.

Cuentan que de noche, cuando la guarnición descansaba y la calma era turbada únicamente por el monótono ritmo de las olas, un ave rara venida de ignotas regiones, de gran tamaño y plumaje lanzaba agudos graznidos y describía sobre el castillo extrañas espirales.

Como si respondiera a un llamamiento de la misteriosa ave, salía de la capilla de la fortaleza, o mejor dicho, se desprendía de sus paredes un fantasma o sombra de mujer, alta, elegante, vestida de brocado azul y cubierta de cabeza a pies por un velo del mismo color transparente y flotaba en el aire para desaparecer súbitamente.

La fantástica visión se repetía varias noches y producía el natural temor entre los soldados. Había en el castillo un joven alférez, recién llegado, arrogante y decidido que no creía en fantasmas y se dispuso una noche a sustituir al centinela. Cuando vio la Dama Azul dominó sus nervios y fue a su encuentro.

¿Qué pasó entre la Dama Azul y el alférez? Nadie lo ha podido averiguar, pero a la mañana siguiente los soldados hallaron al joven tendido en el suelo, sin conocimiento y envuelto en un manto azul. Cuando se recuperó de su letargo había perdido la razón y fue recluido en un manicomio.

Todavía es creencia de algunos supersticiosos que la Dama Azul hace de noche sus apariciones y se pasea impávida sobre los muros de la fortaleza cienfueguera.

4 comentarios

  1. […] El Castillo de Nuestra Señora de los Ángeles de Jagua preside la entrada a la Bahía de Jagua, una rada de bolsa, con importancia económica. La Fortaleza fue construida entre 1733 y 1745, bajo el mando del ingeniero militar Joseph Tantete Dubruller, y forma parte del sistema de fortificaciones diseñado por la Corona Española para defender a la Isla de ataques de piratas y corsarios. Cuentan que entre quienes se refugiaron en la Bahía está el tristemente célebre pirata Jacques de Sores. Durante la toma de La Habana por los ingleses llegó a concentrar a la mayoría de las fuerzas militares para reconquistar a la capital. Tras las paredes de esta edificación convertida en museo, se esconde la Leyenda de la Dama Azul, notoria en estos lares. (https://cienfuegospatrimonio.wordpress.com/2008/06/22/la-leyenda-de-la-dama-azul/). […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s