De Cienfuegos; publicaciones periódicas y memoria


Antonio Hurtado del Valle, el Hijo del Damuji
Antonio Hurtado del Valle, el Hijo del Damují

A muchas personas que visitan la ciudad de Cienfuegos les llama la atención la cantidad de bustos, esculturas y tarjas conmmorativas que se alzan en la urbe, algunas por su valor artístico y otras porque están dedicadas a personajes poco conocidos por los visitantes foráneos.

La Oficina de Patrimonio tiene censados 18 bustos y 5 esculturas, la última de estas dedicada al Bárbaro del Ritmo e hija de las manos de José Villa, se encuentra en el Paseo del Prado. Tres de los bustos son los que llamaron más mi atención y no es por minimizar la importancia del resto, sino porque de una forma u otra comparto con los homenajeados la profesión.

En la calle 37, entre avenida 52 y 54 se alza un busto dedicado a María de las Mercedes Dolores Leandra Matamoros Del Valle, que además de la distinción de un nombre de abolengo venido a menos, merece el reconocimiento por su quehacer en las letras cubana del siglo XIX.

Ofelia, como firmaba sus trabajos María de las Mercedes y otra larga lista de apellidos, no se dedicaba propiamente al periodismo. La profesión de buscar y redactar las noticias, durante esa época en Cuba rondaba las fronteras de la literatura y muchas veces penetraba en sus terrenos. Del periodismo como medio de cambiar actitudes y formas de pensar no se hablaba. El carácter manipulador y persuasivo de la prensa todavía era desconocido para el público receptor porque las grandes investigaciones en comunicación no empiezan hasta el siglo XX.

Los periódicos eran muchas veces semanarios y la lentitud en las comunicaciones atentaba contra el libre flujo de las informaciones. Una de las características de la prensa periódica era publicar muchas crónicas de sociedad, informaciones comerciales y poemas o comentarios literarios sobre sucesos locales, la mayoría de ellas sin el crédito.

La dama Ofelia vio la luz por primera vez en Cienfuegos el 13 de marzo de 1851, pero después de poco tiempo se radicó en Guanabacoa. El dominio de varios idiomas le hace posible traducir y publicar obras de Lord Byron, Chernier, More y Longhellow.

Publicó sus poemas a partir de 1860 en el periódico capitalino “El Siglo” y alternaba sus crónicas de sociedad con “El Occidente”, “La Opinión” y “El País”. Ofelia logró incluirse en el selecto grupo de hombres que escribían para las publicaciones periódicas de la época y terminó su carrera escribiendo poesías. No es hasta 1892 que se hace un volumen con toda su poesía y crónicas publicadas. María de las Mercedes Dolores Leandra Matamoros Del Valle murió el 25 de agosto de 1907 pero sus obras perduran, encabezadas por los poemas La Mejor Lágrima, El último amor de Safo y La muerte del esclavo.

En el parque José Martí de la ciudad de Cienfuegos, existe desde la década del 20 del pasado siglo un busto dedicado a Antonio Hurtado Del Valle, “El Hijo del Damují”. Este insigne patriota sureño no se ganó su sobrenombre sólo por su desempeño como mambí, sino también por su labor periodística. Fue Redactor de “La Hoja Económica”, primera publicación periódica de la ciudad, que saliera al público el 15 de noviembre de 1845 fundada por Francisco Murtra.

A los 18 años era ya director de “El Fomento”, perteneciente a D. Eduardo Freixas. El 28 de julio de 1866 publicó en rotativo capitalino “El Siglo” el artículo “Cartas de Cienfuegos”, que luego José Martí incluyera en la recopilación “Los Poetas de las Guerra”, New York, 1893.

En agosto de 1868 fundó el semanario literario “El Damují”, al que debe su sobrenombre. Durante estos años fue corresponsal del periódico madrileño “El Aurora”, colaborador de “El Correo”, de Trinidad; “El Central”, de Las Villas y la revista “Cuba Literaria”.

Su labor periodística estuvo siempre vinculada a ideas progresistas. Durante la Guerra Grande, devenido ya comandante por sus acciones combativas, es Diputado por Las Villas a la Cámara de Guáimaro y en 1874 fue nombrado Subsecretario del Interior por el Presidente de la República, Salvador Cisneros Betancourt, además de ejercer interinamente como Subsecretario del Exterior.

La fiebre palúdica pudo más que su temple el 7 de junio de 1875 y sus sueños de liberación casi se desvanecieron junto a su obra literaria y periodística, por obra y gracia de la costumbre de no firmar los artículos. En 1885 se publica toda su obra en el volumen “Producciones”, con prólogo de Manuel Pruna Santa Cruz. El pueblo de Cienfuegos reconoce al Hijo del Damují como uno de los iniciadores del periodismo en la zona central del país.

Otro de los personajes de las letras a los que se le ha dedicado un busto en la ciudad sureña es a Enrique Edo Llopp. En 1921 se erigió un monumento de mármol blanco en su honor en la calle 37, entre avenidas 52 y 54. Edo Llopp no es cienfueguero de nacimiento; pero este valenciano nacido en 1837 se aplatanó desde muy joven en la tierra de la majagua. Publicó el semanario satírico “El Chismoso” en 1862, siendo la primera publicación de este tipo en la región central. Más tarde colaboró en “El Fomento” y llegó a ser el dueño de “El Telégrafo”, otra de los emblemáticos periódicos de la ciudad.

El órgano oficial del Partido de las Reformas, “El Comercio”, fundado y dirigido por él, tuvo una vida efímera a pesar de contar con prensa de máquina y servicio de telégrafo, un adelanto para la época. Fue suspendido en 1869 por orden gubernamental debido a la propaganda antiespañola que se hacía desde sus páginas. En los años 1862 y 1888 publica en la ciudad sureña el libro “Memorias Históricas”, bibliografía obligada para conocer la ciudad en esos años.

De los 18 bustos que existen en Cienfuegos 4 son en honor a ricos ciudadanos que sobresalieron por sus aportes a la ciudad, 6 a figuras del arte entre los que se cuentan los 3 reporteros-poetas mencionados y 3 a José Martí, rica personalidad en valores humanos y por sus aportes a la nacionalidad, a la cultura cubana y al periodismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s