El Palacio de García de la Noceda y los derroteros de la restauración en Cienfuegos


El Palacio de García de la Noceda y los derroteros de la restauración en CienfuegosLa arquitectura de una ciudad determina su sello identitario; la hace intrascendente, o única. Cienfuegos tiene la suerte de pertenecer a la última de estas dos categorías. De ahí el empeño de sus instituciones y habitantes por conservar sus valores patrimoniales.

De los elementos que distinguen esta urbe, cuyo Centro Histórico fuera declarado Patrimonio Cultura de la Humanidad en el año 2005, las cúpulas (se la conoce también como la Ciudad de las Cúpulas) la acercan más al cielo: una metáfora arquitectónica que simboliza las aspiraciones de trascender; de perdurar que caracteriza a los habitantes de este territorio del centro-sur de la Isla.

De todas, la cúpula del Palacio de García de la Noceda constituye una de las más altas de la ciudad. Se trata de una edificación de mucha importancia patrimonial. Desde sus plantas superiores se tienen las mejores y más abarcadores vistas del panorama citadino.

Se trata de una de las dos casas almacén de finales del siglo diecinueve que existen en Cienfuegos; construcción neoclásica condenada por el tiempo a que el salitre carcoma sus paredes, y desgaste la carpintería fabricada con las maderas más preciosas de la flora cubana d entonces.

Sin embargo otra vez beben los valores patrimoniales del Palacio de la fuente de la juventud. Sus predios acogen desde hace dos años la Escuela de Restauración “Joseph Tantet Dubruillier”, de Cienfuegos.  El actual curso forma albañiles,  herreros, y jardineros; el anterior especializó a yeseros, vidrieros y a carpinteros.

“Nos proponemos inculcar en los estudiantes el amor por la ciudad; sobre todo buscando el rescate de los valores patrimoniales, la arquitectura ecléctica que distingue a nuestra ciudad”, explica la profesora de tipología de la arquitectura, Odalys González Matamoro.

Se encargan estos jóvenes de remover desgastes centenarios en el Palacio de García de la Noceda. En los patios crecen nuevas paredes, que estudiantes y profesores amplían el centro, mientras construyen sus propias aulas y talleres. El trabajo ejercita las lecciones teóricas, y cada forma construida armoniza con el estilo original.

Uno de los estudiantes de la especialidad de yesero restaurador, Omar Bermúdez, asegura la gran importancia de vincular docencia y práctica: “mi trabajo de diploma es las la construcción de la escuela, en el patio del Palacio; todo lo nuevo que se levante está a mi cargo. De ahí la importancia la formación integral que recibimos y la posibilidad que tenemos de ejercitar los conocimientos.”

El palacio de García de la Noceda es apenas la primera beneficiada, de muchas edificaciones para las que resulta imprescindible el rescate de estos oficios.

Porque como este inmueble patrimonial, la ciudad, con 190 años cumplidos, saca a relucir una verdad antigua: Los hombres pasan; en cambio, sus huellas arquitectónicas, culturales lo  inmortalizan.

Anuncios

Acerca de Sabdiel Batista Díaz

Licenciado en Periodismo, UCLV, 2007. Máster en Historia y Antropología, UCF, 2014.

Publicado el enero 14, 2010 en Edificios. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Eric P. Planas

    Gracias por tu artículo, estuve en Cienfuegos en 2012 y tomé fotos de este vetusto edifício sin saber su historia.Estuve por primera vez en 1983. Es preciosa la ciudad y falta mucho por hacer. Quiero ver el Hotel San Carlos restaurado y esa calle embellecida, le hace mucha falta.Postes y luminária fatales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: