Tradiciones, náutica e historia en el centro de la isla


MarinaLa región central de la mayor de Las Antillas -integrada por las provincias de Cienfuegos, Sancti Spiritus y Villa Clara- ofrece al turismo una fuerte carga de tradiciones e historia, combinada con las facilidades para el turismo náutico.

Cienfuegos, con su capital conocida como la Perla del Sur, cuenta con un producto turístico único, marcado por el potencial náutico que brinda la Bahía de Jagua -sede de importantes eventos deportivos- y pequeñas playas bañadas por el Mar Caribe, sitios ideales para la práctica del inmersionismo.

La fortaleza de Nuestra Señora de los Angeles de Jagua, única obra defensiva de su tipo en la zona central de Cuba, domina el acceso por mar a una urbe que ostenta con orgullo el unido Arco de Triunfo del país, unido a opciones para el turismo de naturaleza en las cascadas de El Nicho, en el macizo montañoso Sierra de Trinidad.

El mencionado territorio brinda además el atractivo de su Jardín Botánico (declarado monumento nacional), con mas de mil 450 especies de plantas y entre ellas una de las 10 colecciones más importantes de palmas a nivel mundial.

Para Villa Clara queda la novedad que brinda su cayería norte, sitio de importantes inversiones llamadas a convertirla a mediano plazo en un destino de preferencia para el ocio, con bondades que van desde museos hasta localidades con historia como Remedios, declarada Monumento Nacional.

Sitio de curiosidades, la mencionada población ostenta la privilegiada condición de disponer de dos iglesias en su plaza principal, la de Nuestra Señora del Buen Viaje y la Parroquia Mayor, esta última con un enorme altar enchapado en oro, además de la fiesta conocida como Parrandas y cuyo origen se remonta al siglo XIX.

El ecoturismo tiene su plaza fuerte en el lago Hanabanilla, uno de los mayores embalses artificiales del país y que se localiza al pie del macizo montañoso del Escambray.

A su vez, Sancti Spiritus completa la oferta de la región central, con el privilegio de contar en su territorio con dos de las primeras siete villas fundadas a inicios del siglo XVI, llamadas en aquel entonces la del Espíritu Santo y la de la Santísima Trinidad.

En esa última se localiza en la actualidad uno de los conjuntos arquitectónicos coloniales más completos y conservados en el continente americano, valido para ser declarada en 1988 como Patrimonio de la Humanidad gracias a la diversidad de estilos que se aprecian en sus calles empedradas.

En sus cercanías se ubica el Valle de San Luis, también llamado de los Ingenios, importante reserva arqueológica que aun conserva decenas de ruinas de edificaciones vinculadas a la industria azucarera cubana.

La naturaleza llega de la mano de la zona montañosa del Escambray, con facilidades en Topes de Collantes -a 800 metros de altura sobre el nivel del mar- con el Salto del Caburní, y las novedades arqueológicas de Caguanes, con sus notables sistemas cavernarios y cuevas inundadas.

Cada una de las opciones turísticas de la zona central cubana cuenta con su peculiar sello de historia y tradiciones, verdadero complemento de las ofertas habituales de sol y playa, a las cuales se suma ahora la naturaleza con los atractivos de una región casi virgen.

Anuncios

Acerca de Sabdiel Batista Díaz

Licenciado en Periodismo, UCLV, 2007. Máster en Historia y Antropología, UCF, 2014.

Publicado el febrero 1, 2010 en Alrededor de mi ciudad, Generales y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: