Migración hispana hacia Cienfuegos: marcas que persisten en la arquitectura de la urbe


Palacio de Ferrer, actual Casa de la Cultura en CienfuegosEn muchas publicaciones se ha catalogado a la ciudad de Cienfuegos como una urbe con rasgos franceses, ya que sus primeros pobladores eran descendientes de los Fundadores, que a su vez eran de la Lousiana y Burdeos, pero en realidad hoy persisten muy pocas muestras de la influencia francesa. A lo largo de casi 2 siglos de historia de Cienfuegos ha sido la influencia española la más marcada y ha sido la que ha perdurado más.

Hoy de esa influencia francesa solo vemos algunos detalles en el himno y unas pocas tradiciones, pero la mayor influencia que se ve en el territorio es la hispana, ya que fueron los habitantes de los diferentes territorios de España los que alcanzaron mayor presencia social y económica en el territorio.

Las huellas más visibles de la herencia hispana que podemos ver en Cienfuegos están dadas por la arquitectura de la ciudad, que todavía se precia de contar con edificios identitarios del siglo XIX e inicios deL XX. Fueron acaudalados ciudadanos que plasmaron en sus casas las tendencias arquitectónicas de la época y que todavía persisten.

El auge poblacional y económico de Cienfuegos coincide también con dos etapas de crecimientos demográficos en España (1833-1860 y 1860-1900) y la consiguiente migración a la Isla, como plantea Consuelo Naranjo Orovio en “La emigración española a Iberoamérica desde 1880 a 1930”. Una parte importante de esta emigración llegada a la Isla asentó en este territorio, que en la etapa pasó a desplazar en importancia económica a Trinidad.

Las edificaciones más significativas de la época de esplendor de Cienfuegos son fueron construidas en esta etapa: el Palacio de Goitizolo (1858), Casa de los Leones (1870), Palacio de Blanco (1871), Casa de García de la Noceda (1881) y el Palacio de Valle que se terminó de construir en 1917.

En la etapa en que se construyen esas edificaciones se ve que los españoles que se asientan en el territorio cienfueguero buscan soluciones y nichos comerciales para sus pequeños negocios, aunque algunos eran más poderosos y trajeron aquí sus grandes industrias y comercios. Entre 1880 y 1930 el 71 por ciento de los emigrantes hispanos que llegan a Cuba son hombres, que buscan mejoras económicas y pasan a trabajar en pequeños negocios y comercios regenteados por españoles.

Jorsi Maluquer de Motes, en su libro “Nación e Imigración: los españoles en Cuba” señala que entre 1886 (con la abolición de la esclavitud) y 1898 llegan a Cuba enormes cifras de hispanos buscando mejoras económicas, pero a partir del año 1899 muchos regresan a España o van a otras naciones del continente.

Específicamente sobre el territorio de Cienfuegos dice Maluquer de Motes que el establecimiento de los inmigrantes representó un progresivo blanqueamiento de la población, al igual que en los distritos de La Habana, Matanzas y Cárdenas. Este nueva población blanca se hizo dueña de grandes negocios y se asentó en el territorio, para lo cual mando construir sus viviendas aquí, muchas de las cuales muestran una clara influencia hispana que se puede observar en nuestros días.

Palacio de Goitizolo (1858)

Según el libro “Monumentos de Cienfuegos”, este inmueble esquinero, de estilo neoclásico, tiene situada su fachada principal en la calle Santa Elena (Avenida 60) y otro lateral por DeClouet (Calle 31). Fue construido en 1858 por Don Agustín Goitizolo, figura de relevante posición económica y social, propietario de dos ingenios y Alcalde en 1859, que nació en la costa vizcaína en 1812, y arribó a Cuba alrededor de 1830. El Palacio Goitizolo con la tipología de casa-almacén propia del Siglo XIX cubano, está dotada de sótano, dos plantas y azotea.

La primera planta presenta el acceso hacia el lateral izquierdo de la fachada principal con un zaguán y escalera conduce a la planta alta. En este primer nivel se hallan en la parte delantera los salones dedicados a las actividades financieras y administrativas y en la posterior, los almacenes de alto puntal y grandes dimensiones.

En la planta alta, donde se encuentra la residencia familiar, están las habitaciones orientadas hacia la fachada principal y los dormitorios hacia la calle DeClouet; en la parte posterior, una terraza. Sobresale la calidad de la carpintería, de cuarterones a la española, clavadizas y las lucetas de gran belleza y rejas sólidas; los pavimentos taraceados, en múltiples combinaciones en las habitaciones principales; el resto, mosaicos y losas de barro.

La casa muestra de la opulencia y el desarrollo ostentado por la burguesía cienfueguera, representa su época desde su composición, partiendo del sótano (único de su tipo en la ciudad) con un primer nivel dedicado a almacén y funciones productivas.

En los momentos finales de la realización de esta investigación se le agregaron algunas notas, pues la edificación sufrió un derrumbe casi total por las fuertes lluvias de finales de junio de 2012, con lo que se perdió uno de los edificios emblemático del siglo XIX en Cienfuegos.

Casa de los Leones (1870)

Casa de los Leones (1870)Esta es una vivienda de estilo neoclásico representativa del desarrollo arquitectónico en correspondencia con el auge económico alcanzado por la ciudad de Cienfuegos en el siglo XIX. Sirvió de sede a los capitanes españoles que gobernaron la villa. Conocida como “La Casa de los Leones” por las figuras de leones de hierro que adornan el portal. Es una de las más viejas obras escultóricas de de la ciudad, en realidad no existe una fecha exacta de su creación, se alude que tuvo que ser en 1862.

Esta singular vivienda, ubicada en Prado entre Santa Cruz y Santa Elena (calle 37 entre 58 y 60) fue propiedad de un cienfueguero nombrado José Antonio Capote; hacia 1870 radicó allí el “Círculo de Artesanos ” (antecesor del Liceo Artístico y Literario); se le llamó Casa de los Gobernadores al servir como sede a los que dirigían la villa en la centuria decimonónica.

La fachada cuenta con 7 columnas toscanas que soportan el entablamento y el pretil corrido a recuadros y muro de albañilería de trabajo sencillo, cubierta plana de losa por tabla, con una habitación en los altos retirada de la línea de fachada, formando terraza al frente, lo que le imprime una mayor unidad arquitectónica.

Su fachada posee una gran puerta de cuarterones al centro con dos ventanas a ambos lados en forma simétrica. En su extremo derecho dispone de otra puerta que permite el acceso a las habitaciones de los altos y bajos de forma independiente. Sus amplias ventanas de cuarterones, protegidas por rejas de corte neoclásico, rematan con guardapolvos de forma conupial, de influencia trinitaria.

El imueble con distribución espacial en forma de U, tiene un patio interior con jardines y fuentes, rodeado por una galería.

En su interior posee falso techo de planchas metálicas troqueladas con motivos ornamentales a relieve, arcos de medio punto moldurados, con uso de lucetas de colores, pavimentos de mármol blanco y negro, mosaicos, losas de barro y bremesas según la importancia de los locales.

Por sus dimensiones, monumentalidad, posición, elementos constructivos utilizados y su composición estilística, se ha valorado, como uno de nuestros mejores exponentes de la arquitectura doméstica del siglo XIX cienfueguero.

Palacio de Blanco (1871)

Palacio de Blanco (1871)El Palacio de Blanco es una de las más bellas residencias construidas fuera de la capital durante el Siglo XIX. Es una casona esquinera de dos plantas, y su construcción data del año 1871. Su edificación fue iniciada por el señor José Quesada y Sada, un acaudalado productor de azúcar; pero a su muerte este tuvo que ser concluido por Manuel Blanco, otro aristócrata natural de Ortigueira, provincia de La Coruña (España), siete años después.

Su planta está desarrollada alrededor de un patio cuadrado, con gran riqueza constructiva. La fachada de la edificación está estructurada por pilastras toscanas, guardapolvos, cornisas con dentillones y molduras, con un especial predominio de elementos clásicos los cuales eran bastante utilizados en la ciudad hasta las primeras cuatro décadas del pasado Siglo XIX.

El balcón de este inmueble está protegido por una baranda que forma un encaje o filigrana tachonada de flores remachadas; además, sobresalen las vidrieras de colores con cinco tonalidades, enmarcadas en un rectángulo, definidas por una palma real, quizás la única en el país, son 14 diferentes, por su estructura y combinaciones de color.

En su interior este palacio posee variedad de materiales y estilos; dispone de pisos de pizarra y mármol gris, así como de losas bremesas, ladrillos y panetelas de barro. Tiene tres escaleras para acceder desde la misma calle y dos patios, por ello se infiere que fue concebido como dos viviendas independientes cada una.

Hay una escalera de tipo imperial doble, construida en maderas preciosas, que se eleva por la calle de San Fernando, de doble ida y vuelta en sus dos ramas, que comunica con la torre-mirador. Este es un elemento muy típico de las construcciones cienfuegueras y constituye el verdadero centro del palacio.

Palacio de García de la Noceda (1881)

Palacio de García de la Noceda (1881)La cúpula del Palacio de García de la Noceda constituye una de las más altas de la ciudad. Desde sus plantas superiores se tienen las mejores y más abarcadores vistas del panorama citadino. Se trata de una de las dos casas almacén de finales del siglo XIX que existen en Cienfuegos; construcción neoclásica con carpintería fabricada con las maderas más preciosas de la flora cubana de entonces.

Esta construcción neoclásica, edificada en 1881 por el comerciante español José García de la Noceda, a un costo de $90,000, está situada en la Calle de Argüelles (Avenida 52) y D´Clouet (Calle 31).

Es un edificio esquinero de ladrillos y azotea, con dos plantas, una torre-mirador al centro y rematado por una sencilla cúpula. Posee dos niveles bien diferenciados: como almacén se utilizaba la primera planta; la segunda se usaba como vivienda y oficinas, distribución funcional típica del Siglo XIX. Se conoce también como Palacio Cacicedo. En este majestuoso edificio se destacan sus locales de grandes dimensiones, sus pavimentos, el trabajo de las pinturas murales en paredes y techos, su cristalería con variados colores y diseño, desde la luceta rectangular con motivos curvos hasta el arco de medio punto, así como el trabajo en hierro.

Palacio de Valle (1917)

Palacio de Valle (1917)El catalán don Celestino Caces comenzó la construcción de esta quinta morisca, posteriormente adquirida por Acisclo del Valle (asturiano asentado en Cienfuegos en 1883), como regalo de bodas, quien terminó el palacio en 1917. El edificio muestra el arte hispano morisco con influencias góticas, románicas, barrocas y mudéjares.

La edificación tiene una mezcla de estilos con predominio del mudéjar o hispanoárabe y es prototipo de reminiscencias en la cultura hispana, del estilo mudéjar imperante en España durante los siglos XII y XIII.

Los embaldosados muestran las iniciales de Acisclo del Valle, es este uno de los detalles más relevantes del lugar, máximo exponente del eclecticismo doméstico en Cuba.

La escalera de mármol de Carrara va al segundo piso y está adornada por un cuadro de los reyes magos del pintor cienfueguero Vicente Gelabert. En la segunda planta ocho habitaciones incluyen las del señor y la señora Valle, ambas solo se diferencian por los colores verde y rosado.

La tercera planta del palacio remata el edificio con tres torres, una de ellas es de influencia gótico romana, representa la fuerza; la segunda india recuerda al monumento de Taj Mahal, simboliza el amor y la tercera es un minarete árabe y encarna la religión.

En el edificio se ven cornisas que coronan la entrada de los salones y portadas, dominando los arcos de ojivas equilaterales y agudas. Las paredes estucadas y pinturas finísimas. El pavimento formado por multicolores colecciones de mosaicos, elevados techos y salones amplios, deslizándose la ventilación y la luz a sus innumerables habitaciones.

El edificio cuenta con un hall, con entrada estilo gótica, con ventanas ojivales y cristales de colores: sala de recibo, estilo imperio con artesonado en oro, zócalos de mármol rosados y aplicación de bronce y pisos de mármol blanco. El salón de música y juegos, estilo francés Luis XVI, con pisos de cerámicas que muestran alegorías de ajedrez, damas, dominó, etc. Un pequeño salón de costura con pisos de cerámicas imitando abanicos, con zócalos de mosaicos blancos y un friso de margaritas japonesas, doradas al fuego. Tanto este recinto como el despacho del esposo tienen puertas con sus iniciales talladas bellamente.

El comedor tiene un estilo mudéjar completo, dando a la parte más vistosa del jardín. En la escalera que da acceso a las habitaciones privadas, se encuentra un espejo biselado, verdadera joya de arte, donde se pueden apreciar unos cristales de colores que transparentan a la caída de la tarde, los rayos del sol, que iluminan un camino donde se observa la bajada de “Tres Reyes Magos”.

El palacio estaba rodeado por una verja de bronce que circundaba los terrenos y le daba suntuosidad, la cual descansaba sobre unos bloques cuyos dibujos y arabescos, dicen, fueron pintados por la esposa de Valle y revisados por Donato, antes de hacerse los moldes. Cada diez bloques, cambiaba el dibujo.

Estilos comunes de todas estas construcciones

En todas estas construcciones se pueden ver elementos similares que marcan un estilo de la época y donde se ve la influencia hispana en las construcciones, como son los patios interiores y balcones, la construcción de torre-mirador en algunas de las viviendas, todas cuentan con puntales altos para mejorar la ventilación, muchas tienen cornisas con dentillones, molduras y motivos góticos en sus fachadas y algunas muestran columnas toscazas.

Todas estas viviendas tienen herrajes forjados para barandas y rejas entre las que sobresale la cerca que rodeaba al Palacio de Valle. Los pisos siempre están construidos con pisos con lozas de barro y mozaicos o de mármol y casi todas tienen arcos de medio punto que se vinculan con los puntales altos.

En la construcción de estas 5 viviendas cienfuegueras se puede observar la opulencia de la clase adinerada española que se asentó en la ciudad entre 1850 y las dos primeras décadas del siglo XX, que fomentaron sus negocios en estas tierras y dejaron sus huellas en la arquitectura de la urbe.

Hoy muchos de esas edificaciones son reconocidas por sus valores históricos y patrimoniales y en la actualidad en varias de ellas se realizan labores de restauración y de rescate de estructuras originales, como en el Palacio de Blanco, en el Palacio de Valle y en el Palacio de García de la Noceda, que tiene la doble cualidad de ser un edificio del alto valor histórico y la sede de la Escuela de Oficios para la Restauración Joseph Tantet Dubruiller, de Cienfuegos.

Fuentes bibliográficas:

Aurea Matilde Fernández – La España que vino a América – Instituto de Historia de Cuba, La Habana, 1989.

Consuelo Naranjo Orovio – Las migraciones de España a Iberoamérica desde la Independencia – Catarata-CSIC – 2010 – 95pp.

Jordi Maluquer de Motes – Nación e inmigración: los españoles en Cuba (ss. XIX y XX) – Fundación Archivo de Indianos, Asturias, 1992

Naranjo Orovio, Consuelo – Cara y cruz de una política colonial: azúcar e inmigración en Cuba – Más allá del azúcar. Politica, diversificación y prácticas económicas en Cuba, 1878-1930 – Doce Calle – 2009 – 37pp.

Naranjo Orovio, C – El color de la nación. Inmigración española e imaginario cubano, 1900-1920 – Encuentro de la cultura cubana – vol.45-46 – 2007 – 10pp.

Santamaría, A. y Naranjo, C (coords.) – Más allá del azúcar. Política, diversificación y prácticas económicas en Cuba, 1878-1930 – Doce Calles – 2009 – 314pp.

Anuncios

Acerca de Sabdiel Batista Díaz

Licenciado en Periodismo, UCLV, 2007. Máster en Historia y Antropología, UCF, 2014.

Publicado el mayo 17, 2013 en Edificios y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Muy buen sitio. Me encanta la nota. Es muy interesante y recomendable!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: