Cienfuegos es la ciudad que más me gusta a mí


Cienfuegos es la ciudad que más me gusta a mí“Cienfuegos es la ciudad que más me gusta a mí”, reza el estribillo de una de las inmortales melodías de Benny Moré, músico de talla universal nacido en tierra cienfueguera.

El genial artista se sintió seducido por la urbe sureña, como le sucede a todos los que nacen o visitan esta ciudad, distante a 250 kilómetros al sudeste de La Habana, conocida también como la Perla del Sur.

Desde julio del 2005, el Centro Histórico de Cienfuegos se inscribe en la preciada lista de lugares declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad, reconocimiento de alcance universal que premia el esplendor, conservación y singular arquitectura de esa zona, que abarca 70 manzanas, entre ellas, la que sirvió de punto de partida para la fundación de la localidad por colonos franceses el 22 de abril de 1819, la única ciudad cubana, que instauraron representantes de la nación gala.

Otrora Fernandina de Jagua, a Cienfuegos se le concede el título de villa en 1829 y el de ciudad en 1880, considerando “el aumento de su población, el progresivo desarrollo de su riqueza agrícola e industrial y la importancia de su puerto marítimo”.

Este progreso se aprecia en sus construcciones de estilo neoclásico y de formas eclécticas, con una armonía impresionante, que complementa el trazado recto y ancho de sus calles, el cual realza el brillo de esta ciudad, devenida joya arquitectónica del siglo XIX.

Para quienes recorren el área más antigua de la Perla del Sur, resulta imposible no llegarse hasta el parque José Martí, conocida anteriormente como Plaza de Armas, donde una roseta indica el lugar exacto en el que comenzaron a erigirse las primeras manzanas de la ciudad.

El entorno del parque lo distinguen edificaciones muy bien conservadas, entre las que figura el majestuoso Teatro Tomás Terry, donde han brindado su arte figuras de renombre internacional como el tenor italiano Erico Carusso, la dama francesa Sara Bernhardt y la estrella del cine mexicano Jorge Negrete.

Muy cerca del centenario coliseo, se encuentran el Colegio San Lorenzo, antigua Escuela de Artes y Oficios; la catedral de Nuestra Señora de la Purísima Concepción, con sus hermosos vitrales; el Palacio de Gobierno, y la Casa del Fundador, residencia de Luis D’ Clouet, fundador de la comarca. Enriquece el buen gusto y distinción de este entorno, el Arco de la República, único de su tipo en Cuba, así como un conjunto de bellas esculturas, entre ellas las de los leones y la glorieta, construida desde 1922.

El Bar Palatino y el restaurante Polinesio son dos lugares muy atractivos, donde música y servicios gastronómicos se combinan para brindar un toque distintivo de cubanía.

En el Centro Histórico está el bulevar, con comercios, librerías, bancos, oficinas de empresas y una Casa del Habano, en el que puede adquirir “el mejor tabaco del mundo”. Resalta en este entorno el corredor Santa Isabel, uno de las arterias reanimadas como fruto de la obra de la Oficina del Conservador de la Ciudad.

El Hotel La Unión convida también al forastero, para adentrarse en las bellezas arquitectónicas de una edificación, rescatada hace unos años, como parte del empeño por mantener el valor patrimonial.

El Paseo del Prado, el más largo de Cuba, atraviesa parte de la ciudad y es también sitio obligado de visitar. Las casas tienen portales, que nos brindan sombra y ayudan a sobrellevar el sol intenso propio de esta isla caribeña.

Pero Cienfuegos tiene otros atractivos que mostrar al visitante. Su condición de ciudad marinera posibilita que la Perla del Sur disponga de múltiples facilidades para todo tipo de actividades náuticas. Para el disfrute de amplias jornadas de sol y mar, la playa Rancho Luna es un sitio preferido no solo por sus cálidas aguas sino además por contar con una confortable planta hotelera y una variada gama de servicios extrahoteleros.

La bahía cienfueguera, con 88 km2, es perfecta para la pesca, además de convertirse en escenario permanente de importantes competencias de motonáutica y regatas internacionales. El Club Cienfuegos es un lugar ideal para adentrarse en el fascinante mundo de la náutica.

El ecoturismo tiene en el macizo de Guamuhaya un sitio privilegiado, donde se erige la mayor altura de la región central del país: el pico San Juan, con 1150 metros de altura sobre el nivel del mar. En esta zona montañosa, se ofrecen múltiples oportunidades de practicar el senderismo, baños en piscinas naturales, cascadas y ríos, entre otras bondades.

De todos estos atractivos, pueden disfrutar quienes eligen a Cienfuegos entre sus destinos turísticos, una ciudad que a la par de sus encantos naturales, brinda la posibilidad de compartir con un pueblo carismático, amable, hospitalario, emprendedor, fiel velador de sus tradiciones, para que siga brillando la Perla del Sur y se conserve el lustro de su Centro Histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad.

Anuncios

Acerca de Sabdiel Batista Díaz

Licenciado en Periodismo, UCLV, 2007. Máster en Historia y Antropología, UCF, 2014.

Publicado el julio 12, 2015 en Alrededor de mi ciudad, Noticias de mi ciudad, Patrimonio inmaterial, Patrimonio material y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: