Miguel Ángel de la Torre, cronista cienfueguero por excelencia

Miguel Ángel de la Torre, cronista cienfueguero por excelencia


Un día como hoy, pero del año 1930 murió el destacado periodista y narrador cienfueguero Miguel Ángel de la Torre. Había nacido en Cienfuegos el 30 de septiembre de 1884 y falleció trágicamente en la madrugada del 14 de septiembre de 1930 en La Habana.

Su obra periodística y poética trasciende su época y se afianza hoy como uno de los pilares de la cultura cubana del siglo XX y esta su tierra los periodistas lo recuerdan cada año en el Evento Nacional de la Crónica que lleva su nombre.

Fue abogado de profesión, pero nunca ejerció con tal, pues se dedicó al periodismo y la literatura desde su adolescencia. Como periodista son muy notables sus crónicas que constituyeron verdaderas lecciones en el arte de narrar el acontecer de la época, pues describen prácticamente todo el panorama cultural y social de Cuba entre los años 1912 y 1925.

Cultivó con maestría la crónica literaria que se caracteriza por su fina, ágil, pintoresca y culta expresión. En general sus crónicas constituyen verdaderas lecciones en el arte de narrar y describir impresiones sobre personajes y sucesos de la época y resultan una enseñanza para todo aquel que pretenda conocer este género.

Con buen dominio del periodismo Miguel Ángel planteó que la misión del cronista de su época era interponer unos lentes rosados entre los ojos del lector y la noticia. El periodista deforma de acuerdo a su subjetividad la realidad para captar la atención de los lectores.

El investigador cienfueguero Florentino Morales dijo sobre él: “como buen cronista Miguel Ángel llegó a escribir las mejores crónicas cienfuegueras hasta el presente”.

También como narrador Miguel Ángel legó cuentos muy bien construidos que aparecen dispersos en distintas publicaciones. Manifiesta en ellos un estilo suntuoso, sin preciosismo, sugestivo y penetrante, y narra de una manera descriptiva, de forma casi pictórica.

Al respecto apuntó Salvador Bueno, que sus cuentos responden a su temperamento bohemio y volcánico, y que en ellos penetra un sentimiento borrascoso, rebelde, que abomina de lo burgués y se prende a las nebulosidades de un ideal imposible.

Se puede calificar de excelente cuentista a pesar de que nos legara solamente unos cuentos publicados, y otros que lamentablemente no llegó a terminar o permanecieron en proyectos, como su gran novela “El rastro de la manigua”, de la cual se encontraron algunos apuntes y datos entre sus papeles cuando fue hallado su cadáver.

Según señaló la investigadora cienfueguera Doris Era González, en un ensayo publicado por Ediciones Mecenas en 2004, se conocen pocas piezas oratorias de Miguel Ángel de la Torre, pero se puede catalogar como un orador brillante por la manera en que incursionó en ella, significando, sin lugar a dudas, el discurso más resplandeciente, el pronunciado en el Teatro Terry la noche del 24 de febrero de 1922, y publicado en La Correspondencia el 28 de febrero de ese año.

Esta pieza oratoria se destacó por su acento de pasión patriótica y por la dramática verdad de sus palabras. En el mismo sobresale su antiimperialismo convencido y su conocimiento de nuestra historia.  Solamente por este discurso, sin tener en cuenta los otros, ya podemos considerar a De la Torre como un orador brillante y certero de ese período en su terruño natal.

Como crítico escribió en páginas de revistas y periódicos crítica literaria, pictórica y teatral, propone como un tema a explotar artísticamente la guerra de independencia cubana, sus héroes y conflictos. Proclama la necesidad de obras literarias con este tema, que era casi una obsesión para Miguel Ángel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s